Cɪʙᴇʀsᴇɢᴜʀɪᴅᴀᴅ: Lᴀ ɪᴍᴘᴏʀᴛᴀɴᴄɪᴀ ᴅᴇ ʟᴀ sᴇɢᴜʀɪᴅᴀᴅ ᴇɴ ʟíɴᴇᴀ ᴘᴀʀᴀ ʟᴏs ɪɴᴠᴇsᴛɪɢᴀᴅᴏʀᴇs.

La seguridad de la información es una prioridad creciente para todas las organizaciones, pero es fundamental para cualquiera que trabaje con datos sensibles o en proyectos que impliquen información confidencial de los usuarios. Como investigador, es posible que piense que su trabajo no tiene muchos datos sensibles. Pero muchos proyectos de investigación requieren la participación de los usuarios y pueden incluir detalles privados como nombres, números de teléfono, direcciones, información médica y registros financieros. Incluso si sólo está realizando entrevistas o encuestas en línea, cualquier información que recopile de los usuarios debe estar protegida para evitar el robo de identidad u otros tipos de ciberdelitos. Afortunadamente, hay muchas medidas sencillas que los investigadores pueden tomar para mantener sus datos seguros en línea y al transferir archivos entre dispositivos como ordenadores, tabletas y teléfonos móviles.


Los investigadores deben tomar precauciones al utilizar cualquier dispositivo conectado a Internet, como ordenadores portátiles o teléfonos móviles, para trabajar. Esto incluye la creación de contraseñas seguras que sean diferentes de las utilizadas para las cuentas personales, como el correo electrónico o las redes sociales. Considere la posibilidad de utilizar un software que le avise si su contraseña se ha introducido incorrectamente demasiadas veces para que pueda restablecerla inmediatamente si es necesario. Además del software de seguridad en los dispositivos individuales, algunas empresas dan a sus empleados acceso a redes privadas virtuales en los portátiles de la empresa, lo que añade una capa adicional de protección para evitar que los intrusos accedan al dispositivo de forma remota fuera del cortafuegos de la empresa.


También es importante configurar las funciones de cierre de sesión automático para que el inicio de sesión desde un nuevo dispositivo no permita a un intruso acceder a su ordenador cuando lo deje desatendido al final del día.



¿Qué importancia tiene internet para los investigadores privados? 

Internet se ha convertido en una herramienta indispensable para los investigadores de todo el mundo. Nos permite comunicarnos y colaborar con nuestros colegas, acceder a datos y bibliografía, e incluso realizar experimentos de investigación en línea. Sin embargo, a medida que Internet se ha ido convirtiendo en un elemento central de nuestro trabajo, también se ha convertido en un objetivo importante para los ciberdelincuentes.


Por ello, la ciberseguridad es una de las principales preocupaciones de los investigadores, y es esencial tomar medidas para protegernos a nosotros mismos y a nuestro trabajo en línea. Por desgracia, muchos investigadores no son conscientes de los riesgos a los que se enfrentan ni de cómo protegerse. En este artículo, concienciaremos a los investigadores de la importancia de la ciberseguridad y les ofreceremos algunos consejos prácticos para mantenerse seguros en Internet.


El primer paso es comprender los riesgos: 


Los ciberdelincuentes pueden dirigirse a los investigadores de varias maneras, como ataques de phishing, infecciones de malware y violaciones de datos. Pueden estar motivados por el deseo de robar datos sensibles, secuestrar experimentos de investigación o simplemente interrumpir las actividades de investigación. Sea cual sea su motivación, las consecuencias pueden ser graves, desde pérdidas económicas hasta daños a la reputación.


¿Qué medidas hay que tomar inicialmente?

Hay una serie de medidas que los investigadores pueden tomar para protegerse de estos riesgos. En primer lugar, es importante ser consciente de la amenaza y estar atento al utilizar Internet y el correo electrónico. En segundo lugar, los investigadores deben utilizar contraseñas seguras y cifrar sus datos para dificultar el acceso de los delincuentes. En tercer lugar, es importante utilizar programas de seguridad para proteger el ordenador de programas maliciosos y otras amenazas. Por último, los investigadores deben ser conscientes de los riesgos al compartir datos y colaborar en línea, y tomar medidas para protegerse en consecuencia.

Consejos:

Siguiendo estos sencillos pasos, los investigadores pueden reducir en gran medida los riesgos a los que se enfrentan los ciberdelincuentes. Sin embargo, es importante recordar que la ciberseguridad es una preocupación permanente y que el panorama de las amenazas está en constante evolución. Por ello, es importante mantenerse al día de las últimas noticias y consejos sobre ciberseguridad, y revisar las medidas de seguridad de forma regular.